texto:   A-   A+
eliax

Desde los 5 meses bebes distinguen piezas de música clásica
eliax id: 5669 josé elías en oct 18, 2008 a las 10:10 PM (22:10 horas)
Según un estudio realizado en al Brigham Young University en los EEUU, ya desde los 5 meses los bebes pueden distinguir piezas específicas de música clásica entre otras piezas o tipos de música.

Según el estudio, realizado a 96 bebés de entre 3 y 9 meses de nacido, no solo pueden distinguir las piezas musicales, como la Novena Sinfonía de Beethoven, sino que hasta reaccionan emocionalmente diferente a diferentes composiciones.

Mas asombroso es que según los investigadores, a los 9 meses de nacido ya los niños pueden identificar las composiciones como "felices" o "tristes", al igual que lo pueden hacer los adultos, lo que indica lo asombrosamente rápido que se desarrolla el sentido emocional de los infantes.

Así que ya saben, a ponerle los clásicos a los niños para que desarrollen su apreciación musical y emocional desde ahora... :)

Fuente de la noticia

autor: josé elías

Comentarios

  • Me hace mucha graica el nilño de la foto... ¿Que estará oyendo?... juuumm...

    • si, la foto esta chevere!

  • weno weno, no se que pasaria tons, pues a mi sra. le ponia pura clasica cuando estaba embarazada, despues que nacio mi primer hijo igual, lo echaba cerca de mi mientras trabajaba en la pc escuchando clasica, pero ahora que tiene año y 5 meses resulta que le encanta el reggeton, que haria mal???

  • ese bebe es divino, mil felicidades a sus padres.

Añadir Comentario

tu nombre
tu email
(opcional)
web personal
(opcional)
en respuesta a...
comentario de caracteres máximo
7 + 2 = requerido (control anti-SPAM)
¿De qué color es el cielo?: requerido (control anti-SPAM)
 

"Mas que interesante. Si bien las conclusiones las tenía bien claras por otros estudios, no sabía la forma en que había sido comprobando. Hablo de los tonos de la luz. No tenía idea. Este blog me sorprende día a día. Es fantástico que algo como esto exista."

por "German" en sept 14, 2013


en camino a la singularidad...

©2005-2023 josé c. elías
todos los derechos reservados
como compartir los artículos de eliax