texto:   A-   A+
eliax

Mujer con brazo biónico recobra sentido del toque
eliax id: 2229 josé elías en feb 4, 2007 a las 11:37 PM (23:37 horas)
Si se acuerdan hace dos años les hablamos del primer brazo biónico implantando en un hombre, el cual posteriormente fue implantado a una mujer.

El primer prototipo del hombre eventualmente adquirió el sentido de la temperatura (le permite al hombre sentir frío o calor). Ahora al prototipo de la mujer se le ha agregado el sentido del "toque" actual de la piel, permitiendo que ella "sienta" con sus mano biónica como si fuera la real de ella.

Esto se logró con una técnica denominada "Targeted Muscle Reinnervation (TMR)" (que en español quiere decir algo como la recolocación de nervios en un músculo determinado), la cual permite re-asignarle los nervios que iban al brazo y mano perdidos a un grupo de nervios en el pecho de la mujer. Esos nervios en su pecho entonces son conectados a la prótesis permitiendo que la computadora que procesa señales de la parte biológica traduzca esas señales a acciones motoras en el brazo biónico. Así mismo la computadora funciona en reverso, enviando las señales de sensación de la mano biónica a las terminales nerviosas biológicas en el pecho de la mujer.

Esto significa que estamos aun más cerca de permitirle al ser humano poder recuperar su destreza por medios tecnológicos después de haber perdidos partes de su cuerpo. Esto me acuerda mucho a esa serie de TV de los 80 (¿o 70?) que se llamaba "El Hombre Nuclear" (que en Inglés era en realidad "The Million Dollar Man" - o El Hombre de Millón de Dólares").

Enlace a la noticia

autor: josé elías

Comentarios

Añadir Comentario

tu nombre
tu email
(opcional)
web personal
(opcional)
en respuesta a...
comentario de caracteres máximo
6 + 5 = requerido (control anti-SPAM)
 

"Hola Eliax, gracias por tu blog en él eh encontrado articulos super interesantes. Gracias por dedicar parte de tu tiempo a compartir lo maravilloso del mundo y del ser humano."

por "Christian" en sep 11, 2014


en camino a la singularidad...

©2005-2014 josé c. elías
todos los derechos reservados
como compartir los artículos de eliax