texto:   A-   A+
eliax

Logran almacenar memorias biológicas en neuronas artificiales
eliax id: 3106 josé elías en jun 1, 2007 a las 06:25 AM (06:25 horas)
En lo que sin duda es uno de los avances más significativos en el área de integración de humanos con computadoras, científicos de Tel-Aviv University en Israel acaban de demostrar que es posible hacer que memorias originadas en seres biológicos puedan ser almacenadas en neuronas artificiales.

Esto, aunque en tempranas etapas de desarrollo, abre las puertas a investigaciones que podrían permitir en un futuro que ampliemos nuestras memorias humanas a capacidades inimaginables con el solo implante de un "chip de memoria" en nuestros cerebros.

Esto es más evidencia para apoyar mi opinión en este artículo de ayer en eliax.

Fuente de la noticia

Publicación oficial del estudio

autor: josé elías

Comentarios

Añadir Comentario

tu nombre
tu email
(opcional)
web personal
(opcional)
en respuesta a...
comentario de caracteres máximo
3 + 2 = requerido (control anti-SPAM)
 

"Primero me identifico como creyente.

Coincido totalmente con la opinión de Elias sobre lo que es un Ateo. Nunca he pensado mal de ellos, al contrario tengo amigos ateos y prefiero conversar con ellos que con un fanático religioso.

Siempre he creído que un ateo esta mas cerca del Dios verdadero que un religioso por cosas como las mencionas en este articulo :

"Incluso existen otra minoría que dicen que sí, que un Dios existe y que incluso nos observa pero que no nos castiga ni envía a ningún infierno"

Esa es la verdad, Dios no nos castiga ni nos va enviar a un infierno, esa es una mala interpretación Bíblica de muchas religiones.

"Estas personas entienden que si todo el mundo hace lo mejor para si y da lo mejor de sí mismo, el mundo será mejor para todos".

Y es exactamente lo que Dios quiere que hagamos.

Si hoy existe cada vez mas ateos es por que la mayoría de los religiosos dan muy mal ejemplo de lo que es seguir los lineamientos de un Dios amoroso.
"

por "jfdiaz" en may 28, 2014


en camino a la singularidad...

©2005-2015 josé c. elías
todos los derechos reservados
como compartir los artículos de eliax