texto:   A-   A+
eliax

Editorial eliax: Las Contradicciones de un Dios Cuántico-Relativista
eliax id: 11578 josé elías en jun 14, 2021 a las 11:03 PM (23:03 horas)
eliax Hola amig@s lectores,

Hoy quiero compartir con ustedes un tema que al menos a mi me ha hecho pensar bastante a través de los años, y trata sobre estudiar cuáles serían la limitantes en potenciales dioses/deidades en cuanto a su alcance de poder y conocimiento con respecto a las leyes de la física como la conocemos.

Así que arranquemos hoy (síganme la corriente, todo se conecta al final) haciendo un paréntesis para hablar del concepto de “medir algo”, como podría ser medir la velocidad de un objeto en movimiento.

Y sobre ese tema empecemos diciendo que en nuestra vida cotidiana medir a qué velocidad va un automóvil aparenta ser algo trivial y a lo que no hay que darle mucho pensamiento. Sin embargo, la realidad dista mucho de nuestro instinto…

Y es contraituitivo ya que medir la velocidad de algo curiosamente afecta su velocidad. Y para entender esto, imaginemos un ejemplo en donde estamos totalmente a ciegas, en el medio del espacio, y que queremos medir la velocidad de una nave espacial que nos pasará por el lado.

Hay varias formas de medir la velocidad de la nave (con respecto a nosotros), una de ellas siendo el poner algún tipo de banderita o meta en dos lugares distintos, y medir el tiempo que transcurrió entre la nave tumbar la primera banderita y tumbar la segunda, lo que nos daría su velocidad. Otra forma podría ser dispararle a la nave ondas de algún tipo (digamos, un rayo láser) en varios puntos de su trayecto, y medir el rebote de esas ondas hasta nuestro detector (similar a como funcionan los radares de velocidad en las autopistas).

Sin embargo, sin importar la forma que sea que tratemos de medir esa velocidad, lo esencial a entender es que la única forma de medir algo (y eso por extensión incluye el concepto de “ver” algo) es directamente interactuando con lo que se quiere medir, sea haciendo que el objeto choque contra algo, o que le disparemos algo que rebote desde este. Y cuando entendemos eso, entendemos también que al hacer chocar el objeto o al dispararle algo al objeto, que literalmente estamos variando (aunque sea ultra-minúsculamente) su velocidad y/o trayectoria, por lo que el simple hecho de tratar de medir su velocidad exacta implica que variaremos esa velocidad por un monto desconocido (en exactitud) para nosotros.

O en otras palabras, es imposible saber el estado exacto de algo, ya que el mismísimo acto de medir altera el resultado. Y si entendieron eso, felicidades, porque lo crean o no esta es una de las grandes conclusiones de la física del Siglo 20 con respecto al campo de la Mecánica Cuántica y ustedes acaban de entenderlo sin necesidad de complejas ecuaciones matemáticas.

Hagamos ahora otro paréntesis y hablemos ahora de qué tan rápido podemos enterarnos de sucesos que ocurren en nuestro alrededor (y una vez más, síganme la corriente)…

Imaginen que tienen un reinado galáctico en nuestra galaxia La Vía Láctea, la cual a propósito mide de ancho unos cien mil años luz (es decir, que si disparamos un rayo láser en un extremo de la galaxia este tardaría 100,000 años en cruzar la galaxia de lado a lado, viajando a unos 300,000 kilómetros por segundo que es la velocidad de la luz), así que asumamos que riges tu imperio desde el centro de la galaxia. Eso significa que al estar en su mismo centro, que las noticias de lo que ocurre en los lados exteriores de la galaxia te llegaría en aproximadamente unos cincuenta mil años (asumiendo que te comunicas a la velocidad de la luz).

Ahora imaginemos que alguien te dice que en un planeta lejano en el borde de la galaxia llamado Tierra acaban de surgir unas criaturas llamados “Humanos” y que estos acaban de inventar el fuego. Sin embargo, dado que esa información tarda unos 50,000 años en llegarte, de ahí a que envíes un emisario a investigar lo que sucede en la Tierra, y que éste llegue allá para ver la situación, pasarán 50,000 años más, y lo más probable es que cuando éste llegue a la Tierra se tope ahora no con seres humanos en taparrabos creando fuego, sino con una sociedad relativamente avanzada que ya ha visitado todos los planetas de su Sistema Solar y que ya domina tecnologías como el Internet, los rayos láser, energía nuclear, tecnología de comunicación interplanetaria, etc.

Ese emisario te envía ahora esa información, pero sucede que tomará unos 50,000 años más para que esa información te llegue. Y como imaginarán, las noticias que te llegarán son muy diferentes a las noticias originales. Pero peor aún, dado que han pasado unos 50,000 años más, para cuando te llegue la noticia es posible que esos Humanos ya o ni existan, o tengan ya tiempo explorando otras estrellas cercanas, e incluso quizás ya no se vean como los humanos de carne y hueso del Siglo 21, sino que serán unas criaturas cibernéticas o virtuales en el siglo 521 (de las cuales no sabes nada de cómo son, ya que para saberlo tendrías que volver a viajar 50,000 años más para averiguarlo y 50,000 años más para regresar la información).

En conclusión, ser un Emperador Galáctico debe ser un trabajo bastante frustrante, ya que para cuando te llega información hace rato que esa información es irrelevante y obsoleta para tomar decisiones, debido a las distancias. Y no solo eso, si desearías no solo saber información de tu galaxia, sino de otras lejanas para conquistarlas, tu trabajo se haría peor aún ya que existen miles de billones de otras galaxias sin explorar, y el tiempo de respuesta para obtener información sobre ellas se extendería al orden de incluso los miles de millones de años. Y si entendieron este tema pues felicidades nuevamente porque ya acaban de aprender un poco sobre la Relatividad de Einstein y sus efectos sobre los límites que la velocidad de la luz impone en la comunicación de información.

Y regresando a nuestro artículo original, ¿qué tiene esto que ver con dioses? Pues no solo bastante, sino que todo.

Sucede que según las creencias de la mayoría de religiones, existen dioses que no solo son omniscientes (es decir, que lo saben todo), sino que son omnipotentes (que lo pueden hacer todo), pero esta sencilla realidad que les acabo de describir aparenta ir totalmente en contra de la existencia de ese tipo de dioses (pero ojo, que les hablaré más adelante sobre cómo sí es posible tener dioses que lo saben todo y lo pueden hacer todo, por lo que no dejen de leer aun si esto afecta alguna creencia o sensibilidad o les suena ilógico).

¿Y por qué va esto en contra de las concepciones tradicionales de dioses? Pues por el simple hecho de que un Dios no podría jamás saber en qué estado está nada, ya que el solo hecho de tratar de “leer” el universo lo estaría cambiando. Y no solo eso, el hecho de que exista una inmensidad del cosmos con límites de velocidad de información, también nos dice que existen límites para que estos dioses puedan no solo enterarse de lo que ocurre en el Universo, sino mucho menos actuar sobre esas ocurrencias remotas.

Ahora bien, unos dirán que “Dios está por encima de todo eso, y no podemos asumir que se rige por las mismas reglas que este universo”, lo que creo es un argumento que independientemente sea válido o no, merece estudio, y de eso es que vamos a hablar a continuación…

Sin embargo antes de continuar creo prudente hacer mención que independientemente del “plano” en que podrían existir seres hipotéticos con super-poderes sobre la naturaleza de nuestro universo, que creo lógico asumir que tales seres tendrían que de todas formas regirse por ciertas reglas y patrones, y el hecho de que existan reglas (incluso si son reglas que no pudiésemos comprender o estudiar) implica que en sus mentes debe existir algún cambio de estado (como por ejemplo, para poder tomar decisiones), y en donde sea que exista un cambio de estado por simple lógica podemos deducir que debe existir una serie de pasos por la que sus estados mentales pasan, y el hecho de que existan pasos nos dice también que debe tomar algún tipo de tiempo para que esos pasos se propaguen en su mente, y que incluso si la velocidad de propagación de esos estados fuese infinitamente mayor que nuestro límite de la velocidad de la luz, lo cierto es que debe haber un límite, y si existe un límite entonces debe haber un límite también al conocimiento y la velocidad con la cual se puede actuar.

Habiendo hecho esa observación, quiero dejarles saber que sí existe una posibilidad (habilitada por la tecnología) de tener un Dios que pueda saber todo lo que ocurre en un universo, y para eso recurro a un ejemplo que he utilizado antes en artículos, charlas y videos: El una-vez-popular juego de Los Sims de Electronic Arts.

Los Sims es un juego en donde simulas a una familia, que ves en tu pantalla haciendo sus quehaceres habituales que van desde ir a trabajar hasta bailar, y desde ir a hacer sus necesidades fisiológicas hasta tener bebés y cuidar de ellos.

Lo interesante de ese juego es que en realidad es una simulación (de ahí su nombre, “Los SIMulados”), y que ocurre dentro de un ordenador (sea una PC, tableta, celular, consola de video-juegos o una máquina en la nube de Internet) por lo que desde el punto de vista de nosotros los jugadores ese universo de Los Sims realmente no existe de forma tangible en nuestro mundo físico, sino que existe exclusivamente de forma virtual como una simulación.

Ahora bien, asumamos que tenemos una versión super avanzada de Los Sims, tan avanzada que cada personaje dentro del juego tiene un nivel de Inteligencia Artificial tal que son conscientes de su existencia, y que ellos realmente creen que existe el universo en donde habitan, e incluso ellos jurarían que perciben ese universo en toda su gloria tridimensional (aunque nosotros fuera de la simulación sabemos que ese mundo no es más que incontables bits binarios de unos y ceros corriendo como señales eléctricas en un microprocesador, y que lo que ellos perciben como tridimensional es una ilusión).

Entonces, para este escenario, nosotros podríamos considerarnos dioses, y los simulados serían los Humanos. Esos humanos incluso medirían la velocidad de la luz en su universo simulado e incluso harían teorías sobre su existencia y procedencia (y quizás, hasta escriban artículos como este que estás leyendo).

En este escenario entonces, el programador que inventó el juego de Los Sims podría pasar por Dios y en cualquier momento pausar el juego y analizar todas y cada una de las variables de este para determinar en cualquier momento todo lo que ocurre en el juego (como por ejemplo, en donde estaban ubicados todos los personajes, lo que estaban haciendo, el color de sus casas, la velocidad de sus vehículos, etc). En esencia convirtiéndose en un ser omnisciente, que lo sabe todo. Similarmente este programador podría en cualquier momento matar un personaje, hacer que aparezcan o desaparezcan objetos, y en esencia hacer cosas que para las leyes de la física de ese mundo de Los Sims se catalogarían como verdaderos “milagros” ya que desafían las leyes matemáticas que ellos dedujeron, en esencia convirtiéndose el programador también en un ser omnipotente, que lo puede todo.

Ahora bien, cualquiera que haya leído estos últimos párrafos diría “¡todo esto es clara lógica de que podrían existir dioses!”, pero no nos adelantemos aun…

Aquí entran en juego un par de cosas. La primera es, que un juego como Los Sims es bastante sencillo, con unos cuantos personajes en la memoria de una máquina, pero cuando hablamos de un universo completo tendríamos que estar hablando no de 10 o 20 Sims, sino que de trillones de trillones de trillones de seres, sin ni siquiera hablar aún de los quintillones de sextillones de septillones de átomos y partículas subatómicas que componen un universo como el nuestro, por lo que si un ser quisiera “pausar el universo” para saber su estado exacto en ese punto del tiempo, le tomaría un tiempo increíblemente largo para saber toda esa información, y más aún, le tomaría un cerebro al menos del mismo tamaño que todos los átomos del universo simulado para poder almacenar toda esa información y procesarla, y sin mencionar espacio adicional para poder hacer optillones de decillones de zetallones de cálculos para saber qué hacer con toda esa información, y todo eso solo para saber el estado de un microsegundo pausado de la simulación, de los miles de millones de años de su existencia.

O en otras palabras, hablamos de un ser cuyo tamaño y alcance nuestra imaginación realmente no podría empezar a entender. Y la pregunta es, ¿podría existir un ser así? La respuesta la dejo a juicio de ustedes.

Ahora bien, el segundo tema para mi es aún más interesante ya que podemos llegar a una clara gran conclusión al respecto: Si realmente este Ser Supremo puede pausar y analizar nuestra simulación y de alguna forma poder saber todo lo que ocurre en nuestro universo, el simple hecho de que esta sea una simulación la hace necesariamente determinista (lógicamente debe serlo para poder ser analizada con 100% de precisión) y eso nos lleva a la obvia conclusión de que entonces todo ese universo es determinista al 100%, y por tanto todas sus leyes físicas también lo son, y por tanto todos los seres que habitan ese universo también actúan de forma determinista por obvia extensión.

¿Y qué significa eso? Esto significa que en un universo en donde exista una deidad superior que sea omnisciente, que por pura deducción lógica el universo que este comanda debe ser totalmente determinista, lo que automáticamente elimina el concepto del libre albedrío, ya que todo ser viviente estaría siguiendo en todo momento un patrón de reglas totalmente predeterminadas, y eso significa que incluso cuando matara a alguien o cuando comiera una manzana prohibida que ese ser no estaría actuando bajo su propio juicio sino que lo estaría haciendo de forma robótica, siguiendo una receta de pasos (producto de la programación de la misma deidad), aun sienta la sensación de que está tomando acciones por su cuenta.

Esto entonces implicaría que en tal escenario, sería ridículo pensar que tal deidad que rige el universo pueda castigar a alguien por algo que esa persona hizo, ya que lo que hizo la persona nunca fue hecho por voluntad propia sino que siguiendo un patrón predeterminado necesario para que la deidad sepa lo que hizo. O en otras palabras, todo el bien y el mal del universo sería un producto directo de las reglas físicas con las cuales la deidad dote a ese universo.

Los lectores más técnicos podrán decir entonces “quizás esa deidad introduce aleatoriedad en el universo”, pero al hacer eso la deidad automáticamente perdería su capacidad de predecir lo que va a ocurrir, que es otro de los poderes que vienen por defecto sobre un ser que supuestamente es omnisciente.

Similarmente, uno podría también decir “pero quizás esta deidad trata los seres conscientes de su existencia de forma diferente a los demás elementos físicos del universo, y les introduce un ‘alma’ que actúa en un plano diferente al del universo en que existen esos humanos, para así permitirles libre albedrío”, pero aquí una vez más, tenemos evidencia de que este no puede ser el caso, como explico a continuación…

Sucede que sabemos de miles de casos anuales en la literatura médica de personas que sufren averías en sus cerebros por causas de accidentes, y muchas de estas personas al sucederles estos accidentes cambian por completo su personalidad, o pierden ciertas habilidades cognitivas, o se modifican en formas impredecibles. Si realmente la mente humana habitara un plano fuera de lo físico, la personalidad de estas personas no pudiese haberse modificado en lo absoluto ya que un accidente de automóvil en este simple universo para nada deberían afectar al plano “superior” externo de nuestra existencia. O en otras palabras, el simple hecho de que estas personas sufran trastornos en sus mentes es evidencia clara y contundente de que no existe un alma fuera de nuestro mundo físico que rige sus vidas.

Esto significa entonces que estamos ante una encrucijada bastante simple en su pronunciamiento pero bastante impactante en sus repercusiones, pues la encrucijada dice que tenemos que elegir entre en cual tipo de universo nos encontramos:

1. Si estamos bajo un universo controlado por una deidad eso nos dice que entonces no tenemos libre albedrío y que no importa lo que hagamos ya que todo lo que hagamos (desde amar hasta matar) ya está predeterminado.

2. Y por otro lado esta encrucijada nos dice que si estamos en un universo aleatorio y evolutivo que entonces nuestras acciones tienen peso y que somos responsables de nuestras vidas y que ninguna deidad puede tener conocimiento ni control de nuestras acciones.

Y la gran pregunta de mi hacia ustedes es, ¿en cuál de estos universos creen que se encuentran?



autor: josé elías

Comentarios

  • Tal vez el cerebro sea como un receptor (como un celular por ejemplo) que sí se avería no reproduce bien la señal o la reproduce distorsionada.

    • Entonces dicho ser es inperfecto al crear estructuras defectuosas cuyo porvenir es incierto hasta para sí mismo.

      • Sí, tal vez

        • Por ejemplo los humanos somos imperfectos y creamos tecnología imperfecta

  • Me parece un excelente análisis el que acabas de hacer. Por motivos como ese esos que mencionaste es que me volví ateo desde hace unos años. Pienso que estamos en la segunda opción de las dos que mencionaste. No me gustaría estar en un universo en el que ya todo está predeterminado. Se perdería la gracia de vivir. Excelente artículo Eliax. Sigue así!

  • Excelente artículo. Ahora yo te hago una pregunta, ¿qué tal si, de acuerdo a la teoría de las cuerdas, nosotros somos seres inferiores que habitamos un sistema de 3 dimensiones y somos observados por otros pertenecientes a planos de mayores dimensiones?

    Los cuales quizá, esto es asumiendo, ellos tengan una escala de tiempo y distancia distinta a la nuestra y para ellos un año luz sea el equivalente a un segundo.

    • Esto ya se explica en el artículo que te recomiendo leas una vez más detenidamente. La conclusión es que estos series de dimensiones superiores también deben regirse por ciertas leyes las cuales, al analizarlas detenidamente, vemos que les inducen a tomar una serie de pasos al tomar decisiones, de modo que se invalida el argumento que muchos hacen de que este ser es omnipotente.

  • Yo creo más en que estamos en el escenario 1, con una cierta aleatoriedad y que va evolucionando, va cambiando, ya que efectivamente está siendo siendo impactada constantemente por su observación. Y que a su vez, nuestros "creadores" los creó alguien más, y así sucesivamente. No creo en el escenario 2 porque de algún punto de partida surgió todo lo "conocido". Nada, puede ser que algunos ya han "desbloqueado" partes del juego a medida que todo avanza. Hahahahaha

  • Se podría argumentar que este Ser Supremo no se rige por las leyes de la física, y que su actuar trasciende la normalidad del universo como la conocemos. De hecho, este argumento abre las puertas a la hipótesis del universo simulado. Sin embargo, el problema con este análisis es que es infalsificable bajo las leyes que conocemos (precisamente porque supuestamente se regiría por otras), del mismo modo que no podemos falsificar la hipótesis de que existe un pony imaginario en mi habitación que no podemos ver ni medir de ningún modo pero que está ahí.

    En conclusión, tal Ser Supremo no existe si nos regimos por las leyes del universo que conocemos (podemos demostrar que su existencia es imposible). Y si decidieramos argumentar que este se rige por otras, el argumento se vuelve infalsificable y, por consiguente, ahí mismo acaba toda la conversación y es imposible argumentar nada más.

    Cada quién que ahora decida qué seguir: la razón o la imaginación.

    • Pero es que la imaginación no pinta nada aquí, obviamente que podemos imaginarnos cuanta cosa se nos ocurra, y el hecho de que se quiera probar que exista o no exista y que dependa de si se pueda probar o no, no le da validez: es un argumento lógico falaz.

      Los dos escenarios finales planteados por Eliax son escenarios hipotéticos bajo ciencia.

      Pudiera ser obvio que de existir un ser supremo éste no se rige por las leyes "conocidas". He ahí la médula de este artículo, porque lo que se plantea (según comprendo) no es si de haber un ser supremo éste se rige bajo lo conocido, sino bajo lo "lógico" que nos resulte. Es bastante complejo y a lo mejor sea la única pregunta a la cual nunca nadie le pueda dar respuesta, precisamente por su lógica. ¿Puede alguien estar consciente de quién lo creó y cómo fue creado todo su entorno, tomando en cuenta información previa a su creación y poder al mismo tiempo formular argumento demostrable? Probar o no probar esa posibilidad se escapa a nuestra lógica. Bueno, acabo de fundir!!

  • El problema no es de lógica, sino de fe. Tú pones tu fe en la ciencia, y desde ese punto de vista para tí el concepto de Dios siempre será inaceptable. La Biblia habla de eso desde hace tiempo:

    "Hablamos de estas cosas con palabras que el Espíritu de Dios nos ha enseñado, y no con palabras que hayamos aprendido por nuestra propia sabiduría. Así explicamos las cosas espirituales con términos espirituales. El que no es espiritual no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son tonterías. Y tampoco las puede entender, porque son cosas que tienen que juzgarse espiritualmente. Pero aquel que tiene el Espíritu puede juzgar todas las cosas, y nadie lo puede juzgar a él. Pues la Escritura dice: "¿Quién conoce la mente del Señor?¿Quién podrá instruirle?"[4]
    Sin embargo, nosotros tenemos la mente de Cristo. "
    (1ra Epístola a los Corintios 2:13-16)

    El Espíritu es intangible, por eso es tan difícil aceptar un Ser espiritual que trasciende a la fisica.

    • Sin embargo, como respuesta y en el mismo orden de ideas, voy a citar a otro científico como tú que realizó este tipo de debate en varias Universidades hace ya más de un siglo, contra filósofos y científicos. Últimamente lo han nombrado mucho.

      "Hay un orden admirable en el universo entero. Este orden perfecto se encuentra en los sistemas estelares o solares y planetarios, como también en todos los fenómenos del mundo terrestre y principalmente en la constitución del hombre, del
      microcosmos.
      En todo el universo no encontramos fuera del hombre, único sér inteligente que podemos ver, sino fuerzas y materia.
      La materia y las fuerzas, estando privadas de dirección, enseña la experiencia que siempre obran
      desordenadamente.
      Luego es indispensable una inteligencia ordenadora, bastante poderosa para haber podido crear ese orden maravilloso y el mismo universo que contemplamos.
      Este sér inteligente no es el hombre, sér finito y débil, incapaz de producir semejante obra.
      Luego hay un sér infinitamente poderoso y sabio, creador del universo admirablemente ordenado que conocemos. Este sér lo llamamos Dios.
      Luego Dios existe."
      Dr. José Gregorio Hernández (1918) "Elementos de Filosofía"

  • Interesante artículo, pero si ese Dios o ser divino existe, seriamos como una hormiga ante él. La hormiga, quizás no tenga la capacidad de imaginar lo que puede hacer ese ser, así como la hormiga no tiene la capacidad de saber que tan grande es el mundo o el universo.
    Quizás para ese ser pausar el universo sea tan fácil como lo sería para el programador pausar el juego de Sims, recuerda que para los sims su mundo es su universo infinito y está fuera de sus capacidades lo que puede hacer el programador en su universo y fuera de este.

  • Según veo yo... Ninguna de las dos opciones, si debemos elegir entonces dónde queda:

    ¿De dónde vengo y a dónde voy?
    ¿Mi existencia a qué se debe?.

    No cabe en mi cabeza que un terrorista, pedófilo, asesino, etc sean personas que tienen un comportamiento predeterminado; en todo caso todos ellos serian inocentes, ¿Hitler es inocente?. Obviamente la justicia ya los sentenció y fueron sus nombres encapsulado en la Berga popular como lo peor.

    Si elegimos lo segundo entonces debemos entender que estamos acabados, si la especie humana continua así, entonces estamos marcando y construyendo nuestro propio fin a nuestra existencia. Porque si nosotros somos responsables de todo y no hay alguna deidad que le ponga límites a la locura humana, entonces nuestro fin como especie es más que seguro.

    • Recuerda que a la naturaleza no le importamos. Los procesos evolutivos suceden y ya, y lo único que importa es la supervivencia de la especie.

      Y agrego a eso que si desaparecemos que no seremos los primeros. Los seres vivos (desde humanos hasta ballenas, y desde cucarachas hasta caballos) que existen en la actualidad son apenas los que han sobrevivido una larga cadena de todo tipo de sucesos, pero la realidad es que antes de nosotros ya han perecido miles y miles de especies de todo tipo.

      Aunque nos consideremos especiales (a tal fin que hasta escribimos libros alegando que somos el centro del universo y el enfoque de la vida de dioses) la cruda realidad es que somos una especie más entre cientos de miles más, y si desaparecemos eso sería tan ordinario desde el gran orden de las cosas como que desaparezcan todos los ratones del mundo.

      Sin embargo, eso no es ni para sentirse uno triste ni mal, y al contrario, nos ayuda a apreciar aun más nuestra existencia, e incluso diría yo a apreciarnos mucho más los unos a los otros.

      Para mi tiene un mucho mayor mérito que podamos resolver nuestros problemas por nuestros propios medios, a que simplemente juntemos las manos y una deidad nos resuelva todos nuestros problemas.

  • Y si como en programación el "libre albedrio" consiste en opciones y dependiendo de la opción que elijas o te "salvas" o "vas al infierno", seguiría siendo predeterminado, pero la salvación dependería de la opción que elijas o no. Todo indica que vivimos en una simulación.

  • Y si el alma y el cerebro fueran 50/50 de la personalidad de las personas? O que el alma solo le dé ciertos principios, pero las capacidades cognitivas dependan del cerebro se cae el argumento de los accidentes y si podría existir el alma.

    • Eso de asumir que el alma es un 50% del cerebro suena más a una herramienta inventada y forzada para poder justificar el hecho de que la evidencia apunta a que el alma no existe.

      Esto es muy similar a un video que vi recientemente en donde aunque la Biblia dice muy explícitamente que los primeros seres humanos fueron Adan y Eva, que “Dios realmente estaba hablando de grandes cantidades de personas, no de solo dos”, como una manera de explicar que nadie habla de donde surgieron los demás seres humanos más allá de sus dos hijos Caín y Abel (y también evitar el tema incómodo de que si hubiesen tenido una hermana hubiesen tenido que tener relaciones sexuales con ella para procrear la próxima generación de seres humanos).

  • Y no podría existir algo que viaje mas rápido que la velocidad de la luz y que con nuestra poca tecnología no lo podamos detectar? Digamos que seamos 0.0000000001% avanzados comparados con la deidad. Aunque eso ya se saldría de los límites de la física que conocemos y este artículo está limitado por eso.

    • Obviamente no te leíste el artículo completo y te apresuraste a comentar ya que ese escenario lo comenté explícitamente en el texto, y no cambia los resultados lógicos.

  • Haha, ya has vuelto a matar a Dios otra vez.
    Pobre, no gana para sustos.
    Evidentemente, un tema interesante. Diria más: el tema.
    Si creyera en dioses, pediría que se investigaran científicamente lo máximo posible.
    El Dios bondadoso que nos crea, nos observa o cuida, y nos juzga, está descartado. Dado el sufrimiento de la humanidad (y toda la biosfera), sería un Dios poco bondadoso; todo lo contrario, cabe decir.
    Y sabiendo lo que sabemos de Biología, diríase que sería un Dios poco hábil diseñando estructuras biológicas. Aún cuando són increiblemente bien diseñadas, estan lejísimo de la perfección. Fallan mucho. De nuevo, si se ha hecho adrede, poco bondadoso es.
    La única opción es un Dios (o dioses) que crea el universo y sus leyes, y se retira sin observar. No puede ser ommnisapiente, pues no sabe qué pasa.
    La única manera de saber si existe el libre albedrio seria correr diferentes universos a la vez. Si sólo hay uno, sólo pasará "una cosa", es decir, cada partícula tiene una única trayectoria, una sola linea temporal. Cómo saber si lo que ha pasado estaba predeterminado o no? No hay diferencia. Por tanto, no es justo ningún premio o castigo. Esto si se observa el universo y por tanto colapsan todas las posibilidades.
    Si no se observa nada, y todas las posibilidades son posibles (ondas no colapsan), entonces no pasa una cosa, sinó que pasa todo, con lo cual no hay premio o castigo tampoco, sinó todos los premios o castigos.
    Perdon por escribir estas ideas un tanto de forma aleatoria.

  • Todo pareciera indicar que nos encontramos en la opción 2 pero con ciertas variantes o acotaciones que siguiendo la corriente del texto se pueden incorporar al análisis y hacerlo más curioso e interesante aún.
    Entendiendo que el estudio de las matemáticas según los registros históricos se remontan a la antigua Babilonia a unos 1800 AC,  se pudiera decir que en la historia que conocemos llevamos unos 3800 años usando las matemáticas y más recientemente implementandolas en la física como ciencia. Esto nos puede dar una pista de que es mucho más lo que ignoramos de que lo que conocemos. Sin embargo existen alusiones o referencias en las matemáticas y en la físicas, a sistemas multidimensionales matemáticamente estables, que se pudieran interpretar como universos paralelos y multiversos, etc. También, hasta el momento, recrear con una AI la forma de vida idependiente de un organismo unicelular como una Ameba, es de suma complejidad y aún más, difícil de emular. Y como punto adicional falta mencionar lo que pareciera ser la ley fundamental que rige todo el universo: El Amor...

  • Saliéndome de las leyes de la física. Que el cerebro de Dios sea del tamaño que dice que debería ser, pero que sea un cerebro en alguna parte del universo o en varias, que esté conectado con millones de millones de "clones" distribuidos por todo el universo y que la señal entre los clones y el cerebro viaje millones de millones de veces más rápido que la velocidad de la luz.

    • Los clones al estar dentro de nuestro universo tendrían que someterse a las leyes de nuestro universo y por tanto su velocidad de comunicación seguiría siendo en el mejor de los casos la velocidad de la luz.

  • "...O en otras palabras, hablamos de un ser cuyo tamaño y alcance nuestra imaginación realmente no podría empezar a entender. Y la pregunta es, ¿podría existir un ser así? La respuesta la dejo a juicio de ustedes..."

    La respuesta ya la dio Arthur C. Clarke:
    «Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.»

    No somos ni siquiera una civilización tipo 1 y pretendes que con nuestros cerebros de primate y unos pocos milenios de desarrollo tecnológico podamos comprender como funciona una simulación de un universo completo o la complejidad de quien lo genera?
    Le propongo un experimento: Intente enseñarle a un chimpancé como funciona un motor de combustión interna y luego hablamos.

    Además estas arrancando de la premisa de que un dios programador debe de ser omnisciente lo cual no veo porqué deba ser así para manejar la simulación o experimento, te estas basando en creencias religiosas. Un químico no necesita saber la posición de todos los átomos de una reacción química que está estudiando para comprenderla o manejarla.
    Es más, en una simulación del tamaño de un universo podrías tener distintos equipos de programadores estudiando o analizando distintos problemas puntuales de este universo, es absurdo creer que por ejemplo toda la infraestructura tecnológica de Amazon sea manejada por una sola persona. Puede tratarse de muchos "dioses".

    Al final Eliax, la factibilidad de una simulación real (según lo que nuestros sentidos perciben como real) se resume a la cantidad de información que una civilización es capaz de procesar para crearla y de cuanta energía tiene a su alcance para ello.

    ¿Los humanos cuanto llevamos procesando información?
    Yo la verdad veo factible la posibilidad de que este universo sea una simulación, o quizás no lo sea, pero eso es irrelevante para las pocas décadas de vida que me quedan.

    • 1. Parece que no has notado que precisamente la idea del artículo es explicar las implicaciones de las creencias religiosas con respecto a sus creencias de dioses omniscientes y omnipotentes.

      2. El hecho de que no seamos una civilización ultra avanzada no implica que las leyes de la física sean diferentes para nosotros. Los principios básicos de la lógica aplican por igual a todo, por lo que mis conclusiones son independientes de si las hago yo o las hace una civilización ultra-avanzada.

      3. Usando Arthur C. Clarke utilizó su famosa frase (que curiosamente es parte de varias de mis charlas), se refería no a magia en sí sino a la idea de uno no poder entender cómo funciona su tecnología. Pero eso en ningún momento invalida las leyes de la física: lo que sean que aparente ser esa magia debe atenerte a las leyes de la física.

  • Soy ateo gracias a dios.

    alex tiene problemas existenciales.

    jajajaj

    hay que preguntarle a A. Einatein. pero para preguntarle tienes que pasar a segundo plano. jjjjaaa o quies preguntarle al papa pio.

  • Si tú mismo leyeras tu artículo detenidamente, observarás que tú mismo aceptas la existencia de un ser supremo que no se rige por las mismas leyes de lo que él creo.
    Las leyes binarias, creadas por nosotros, no aplican para nosotros, somos más que 0 y 1.

    • Lee bien y de vuelta. Se nota que te quedaste leyendo solo donde pudiste entender.

  • Pienso que tiene un poco de ambos, vivimos en un universo aleatorio y parametrizado, pienso que nuestra existencia debe manejar algún tipo de equilibrio pero en determinados momentos tenemos poder de decidir y en otros no dependiendo de que lado este inclinada la balanza. No creo ciegamente que todo este escrito pero si creo que a partir de ciertas decisiones tomadas se inicia un algoritmo rígido a seguir tratando de establecer ese equilibrio. Pero como todo algoritmo puede crear ciertas incompatibilidad en ciertos ambientes y crea un desbalance y permite una aleatoriedad para cambiar el camino que llevamos a través de una nueva decisión a tomar. Desde hace muchos años veo que todo es un equilibrio, blanco/negro, claridad/oscuridad, bien/mal, amor/odio.

    Claro no es aplicable a todo, o no percibimos aun ese todo, aun hay muchas cosas que están al frente de nosotros y no vemos o aun no entendemos. pero creo que vamos por buen camino.

    Gracias Jose Elías por el articulo son temas que no son fáciles de digerir o entender por muchos. Pero que particularmente me llaman mucho la atención. El significado de la vida.

  • La opción 2 es lo que la lógica y la razón me han dicho siempre.

  • Excelente, como programador he tratado de explicar a Dios con ejemplos similares como estos, muy completo análisis y muy condensado estos tuyos. Sabiendo que es un punto de vista personal de como explicar a un posible Dios, como también entendiendo que pueden haber muchísimas formas diferentes y de explicar la existencia de Dios, me adentro en tu universo(Simulación) y te doy mi opinión: planteando a Dios como lo expones de una manera meramente cerrada entiendo que tienes todas la razón pues el hombre crea la programación y aunque tiene el control absoluto no tiene la capacidad total de controlar ni predecir todos los sucesos posibles aun siendo el propio creador de lo programado de modo que entra la prueba ensayo y error, así como ha sido todas la historia humana sobre las ciencias, prueba ensayo y error y muchas veces la mera casualidad. Ahora saliendome de tu simulación predeterminada viendo a un Dios que él contiene en si mismo al todo (multiversos) y que todas las energías visibles e invisibles(imperceptible por el hombre) se sostiene por su palabra, un Dios que por estar fuera del universo (no pueden afectarles las leyes naturales) y a la vez ser parte de si mismo (interactuar con lo creado) no le afecta el pasado, presente o futuro por estar fuera del tiempo-espacio, solo podemos crear conjeturas de cosas creadas y vistas en nuestras experiencias estamos tanteando en lo oscuro, es complicado explicar a Dios con física siendo un ser que sobrepasa esas barreras limitantes pues es lógico que de lo que está hecho no existe en este plano. No recuerdo el documental pero me marco el que el cosmos este compuesto de información y que una de las tareas para entender cada día más sobre los misterios que nos esperan es saber como interpretarla y si hipotéticamente sostengo que Dios puede discernir dicha información y tiene un sistema mucho más complejo que un motor de base datos para obtener información o más profundo aun si ni siquiera tiene que procesarla.

  • Creo que el humano tiene el anhelo de creer que hay algo más, realmente. Aunque no sea así. Buenos argumentos y buen tema el que haz tocado Elías, muchas gracias.

  • La pregunta del siglo es: ¿Podrá algún día el hombre demostrar o descartar la existencia de Dios?

Añadir Comentario

tu nombre
tu email
(opcional)
web personal
(opcional)
en respuesta a...
comentario de caracteres máximo
4 + 9 = requerido (control anti-SPAM)
¿De qué color es el cielo?: requerido (control anti-SPAM)
 

"Viejo, gracias de verdad, porque ahora comprendo como funciona el mundo, mucho más allá de que simplemente rota alrededor del sol."

por "Randy Rubirosa" en feb 20, 2012


en camino a la singularidad...

©2005-2021 josé c. elías
todos los derechos reservados
como compartir los artículos de eliax