texto:   A-   A+
eliax

Análisis: La Tercera Revolución del iPhone
eliax id: 6343 josé elías en mar 22, 2009 a las 11:20 PM (23:20 horas)
¿Y cuáles fueron las otras dos revoluciones del iPhone?

Antes de adelantarnos, quiero advertirles que este será uno de esos artículos que sin duda referenciaré bastante en el futuro, pues creo que los temas que cubriré hoy serán de extrema importancia no solo para el iPhone, sino que para la industria móvil en general en los próximos meses y/o años.

Regresando a la pregunta con la que inicié el artículo, creo que es factible decir que al menos que hayas estado acompañando a Tom Hanks y a Wilson en la isla de la película Cast Away, que de seguro has experimentado el "fenómeno iPhone" de Apple, el cual si tuviera que resumir diría que el iPhone de por sí solo fue responsable no de una, sino que de dos grandes revoluciones en el sector de dispositivos móviles.

La primera revolución fue en lo que hasta entonces era el concepto de un celular inteligente. Cuando el iPhone salió al mercado, de una empresa como Apple que tenía cero experiencia en el mercado de celulares inteligentes, ese fue sin duda uno de los acontecimientos tecno-sociales mas cubiertos en todos los medios del mundo.

El iPhone en su primera encarnación del 2007 revolucionó las expectativas que uno tenía de un celular inteligente. Es cierto que aun en el momento de salir el iPhone al mercado ya habían decenas de celulares de otras empresas que tenían cámaras digitales, grababan video, ofrecían Bluetooth, funcionalidad de copy-paste, pantallas grandes, e incluso funcionalidad de funcionamiento táctil. Sin embargo lo que Apple logró con el iPhone fue una super elegante integración de hardware y software, que por primera vez hizo posible que la persona común pudiera utilizar el poder dentro del dispositivo sin necesidad de poseer un título en ingeniería espacial.

De pronto se hacía extremadamente fácil no solo hacer llamadas con un celular, sino que agregar personas a una llamada en progreso, contestar sin tocar el celular con un control en el cable de los audífonos, tener acceso al equivalente a un iPod para música y videos, comprar canciones y películas por Internet, sincronizar de una manera super sencilla con nuestra librería de canciones en nuestras PCs, y sobre todo, pudiendo hacer todo esto con un interfaz como nunca antes visto, con una fluidez sin precedentes, y que "simplemente funcionaba".

El iPhone no tenía 100 funcionalidades complejas y/o avanzadas como los celulares de esa época, pero las 10 o 20 que ofrecía eran sumamente refinadas, fáciles de utilizar, y elegantes tanto desde el punto de vista de diseño como de interfaz de usuario.

Fue obvio desde la primera demostración del iPhone que este no era un solo celular mas, sino que "el" celular a seguir de ahí en adelante y bajo el cual los demás serían juzgados.

Sin embargo, Apple no se quedó dormida en sus laureles, y en el 2008 sacó lo que sería la Segunda Gran Revolución en el espacio móvil, en forma del App Store (la "Tienda de Aplicaciones").

Con el App Store, el iPhone pasó de ser del celular mas vanguardista del mercado, a la primera Plataforma móvil del mercado. Es decir, con el iPhone, Apple no solo trascendió el concepto de celular, sino que lo hizo obsoleto. Ahora lo que importaban eras las aplicaciones que se pudieran ejecutar en el celular, y no tanto el celular mismo.

Y el mercado respondió. Apenas unas semanas después de lanzarse el App Store esta sobrepasó las 100 millones de descargas de aplicaciones. Hoy día, mucho menos de un año después, la cifra ronda los 800 millones en camino a las mil millones de aplicaciones descargadas.

Con el App Store del iPhone, Apple le dio el siguiente mensaje a los competidores: "Nos podrán copiar el iPhone, pero se les hará bastante difícil quitarnos los usuarios que ya dependen de estas aplicaciones que ustedes no tienen", y efectivamente así fue. Desde hace un año hemos visto como contendiente tras contendiente, de gigantes como Nokia, Sony Ericcson, Palm, Blackberry, HTC, ASUS y otros han venido y seguido con la cola entre las piernas, después de siempre anunciar el "iPhone Killer" ("Aniquilador del iPhone").

Y noten que hablamos de dispositivos que en papel ofrecen unas especificaciones técnicas a veces muy superiores al iPhone, pero lo que estas empresas aun no entienden (a veces me pregunto como le pagan un sueldo a esos gerentes generales) es que la guerra no se trata de hardware solamente, sino que mayoritariamente de software.

Por suerte Google, una empresa que tampoco tenía experiencia en el sector de celulares inteligentes (¿ven una tendencia aquí?), notó la tendencia y lanzó a Android, que por el momento es el potencial rival mas potente de la plataforma iPhone, y de manera similar Palm cambió su estrategia en último minuto (sin duda como respuesta al App Store) y rediseñó su Palm Pre alrededor de una tienda de Aplicaciones. Pasos similares han anunciado RIM (los del Blackberry), Microsoft, Nokia, y toda empresa de telefonía celular tradicional que todavía tenga un par de personas con sentido común trabajando para ellos.

Sin embargo como veremos a continuación (y de lo que en realidad se trata este artículo), Apple una vez mas está un paso adelante de sus competidores, haciendo su misma App Store, en su forma actual, obsoleta.

Entre todos los anuncios que Apple hizo la semana pasada sobre el próximo iPhone OS 3.0, a salir en Junio, dos son en mi opinión de crucial significado, y de importancia tal que al menos uno de ellos (por no decir los dos que es lo que creo sucederá) creará una nueva revolución en el espacio móvil.

Estas dos nuevas funcionalidades que no aparentan mucho a simple vista son (1) la capacidad de uno poder comprar en el App Store contenido adicional sin salir de ninguna aplicación, y (2) la capacidad de controlar equipos externos con un interfaz gráfico desde el mismo iPhone.

Veamos a cada uno ahora por separado y ver por qué creo es tan importante.

La capacidad de uno poder comprar contenido desde aplicaciones de terceros es lo que por fin creará un estándar en micro-transacciones, así como permitirá por primera vez la creación de sub-plataformas (o meta-plataformas) sobre la misma plataforma del iPhone OS.

Antes de continuar expliquemos en un párrafo cómo funciona el App Store, para los que no tengan un iPhone o no hayan nunca comprado nada en el App Store desde sus iPhones.

De la manera que funciona actualmente es que entras a una aplicación en tu iPhone aptamente titulada "App Store". En esa aplicación puedes ver las aplicaciones por categorías (tanto comerciales como gratuitas), así como las mas populares, las mas recientes, etc. Cuando vez una que deseas comprar, la eliges, le das con tu dedo al botón de Comprar, y una cajita surge preguntándote tu clave de iTunes (que es con lo que se interconecta el App Store). En ese momento el App Store te saca a la página principal del iPhone en donde vez un icono de la aplicación que compraste hace un par de segundos atrás, con una barra de progreso que te indica cuánto falta para que la aplicación termine de descargar a tu iPhone. Cuando esta completa, la aplicación está lista para que le des uso.

Esta modalidad funciona extremadamente bien y es extremadamente sencilla, pero noten la siguiente gran limitante (que hasta ahora los competidores de Apple aparentan no haber notado): Supongamos que lo que compraste fue una aplicación que te provee de mapas y guías turísticas interesantes de una ciudad como New York, pero supongamos que ahora quieres otra guía para Barcelona en España, o quizás alguna otra ciudad en México o República Dominicana.

Pues en este caso no puedes desde la misma aplicación decir algo como "elegir otro módulo de ciudad para comprar", sino que lo que haces es que tienes que salir de la aplicación, entrar al App Store, y comprarte por separado otra versión de la aplicación que funcione en Barcelona. Es decir, ahora tienes instalada dos aplicaciones distintas y separadas. Una guía turística de New York, y otra guía turística de Barcelona.

Noten que no existe limitación técnica alguna hoy día para que la empresa que te vendió la guía turística no pueda implementar un menú dentro de su aplicación que te permita descargar otros módulos. El problema es, ¿y cómo te cobra ahora que estás fuera del App Store y dentro de la aplicación de ellos? Una opción sería cobrarte por otra vía (como por ejemplo, pidiéndote directamente tu número de tarjeta de crédito y lidiando directamente con proveedores de empresas que efectúan cobros por Internet), pero eso es demasiado tedioso, trabajoso y complicado, tanto para el desarrollador de la aplicación como para el usuario final.

Lo que Apple ha creado entonces es, una manera para que de manera programática (con un API o interfaz de programación), los creadores de aplicaciones puedan vender módulos adicionales desde dentro de sus mismas aplicaciones.

Ahora por ejemplo, dentro del programa de guía turística, puedes elegir un menú en donde dices "comprar un módulo adicional", eliges Barcelona, y en ese momento sucede algo nuevo: Sale la cajita que te pregunta una vez mas tus credenciales de iTunes. En ese momento, aun dentro de la aplicación de guía turística, el módulo de Barcelona empieza a descargar, Apple te cobra, toma su tajada de comisión, y acredita la compra al proveedor de la aplicación a quien le llega un cheque a fin de mes por concepto de las ventas realizadas tanto desde el App Store como dentro de su propia aplicación. Todo el mundo feliz.

Noten que este es tan solo un simple ejemplo, pero imaginen ahora lo siguiente: Una empresa que venda lectores de libros electrónicos podrá ahora poder ofrecer un lector gratuito, y dentro de su aplicación ofrecerte un catálogo de libros que compras y descargas desde dentro del mismo lector, logrando así una compra impulsiva dentro del mismo programa, evitando el riesgo de que salgas de la aplicación y entres al App Store a buscar el libro que posiblemente te lo venda otra empresa, pero de paso creando una plataforma de libros encima de la plataforma del App Store y el iPhone OS.

Esta capacidad de uno poder crear sus propias plataformas será de una revolucionaria utilidad sin igual hasta ahora en el espacio móvil, y será algo que veremos en todo tipo de aplicaciones, desde video-juegos hasta libros, desde guías turísticas hasta recetas de cocina, desde lecciones de música hasta librería de chistes.

Algo interesante aquí es que Apple hasta ahora ha sido bien claro en el contrato que los programadores firman con la empresa por el privilegio y derecho de crear programas para el iPhone: Pueden hacer casi cualquier cosa, siempre que esta no compita con una de las "aplicaciones básicas" del iPhone.

Es decir, nadie puede crear otra tienda de música o videos para el iPhone ya que Apple es quien vende música y videos en el iPhone. Sin embargo, creo que hacia el futuro esto le hará mas fácil a Apple al menos ponderar en quitar esta restricción, ya que con este mecanismo de permitir meta-plataformas sobre el iPhone, Apple gana de todas maneras.

Es decir, si Apple vende una canción desde iTunes de la manera tradicional, esta se gana lo que siempre se ha ganado, pero si la misma canción es vendida por una aplicación de terceros en el iPhone con esta nueva modalidad, a Apple de todas maneras le toca un 30% (su comisión actual) de esa canción. Así que desde ahora predigo que si Apple algún día quita la restricción de "no competencia con aplicaciones básicas", que de todas manera mantendrá la condición de que "siempre y cuando lo que se venda pase por el mecanismo de cobro del App Store".

El segundo punto que creo tiene un gran potencial para ser una revolución en sí misma es mas sutil, y no ha recibido en mi opinión la cobertura que merece de los medios, y es la capacidad de dispositivos que funcionen con el iPhone OS (como el iPhone, el iPod Touch, y quizás el Apple TV y otros dispositivos futuros) de controlar de manera bi-direccional a dispositivos externos, y hacerlo de manera gráfica en la pantalla del iPhone.

Esto, algunos dirán, ya se hace mas o menos hoy día con dispositivos especializados como el aparato de Nike que te permite ver telemetría de tus rutinas de ejercicios en la pantalla del iPhone. Sin embargo estas son aplicaciones especializadas con mecanismos propietarios y muy específicos negociados con Apple para que funcionen de esta manera con el iPhone (y ciertos modelos del iPod).

De lo que hablamos aquí es de una manera universal y bajo control de los programadores de aplicaciones, que permitirá que el iPhone funcione como el panel de control de todo tipo de dispositivos imaginables.

Apple no entró mucho en detalle en esto (y me imagino por qué, dado la importancia estratégica y sin duda la lista de fabricantes de accesorios que deben estar trabajando en esto en secreto), pero sí podemos imaginarnos un futuro en donde por ejemplo de manera inalámbrica (con el Blueetooth Stereo habilitado por el iPhone OS 3.0) tu iPhone se conecte al radio de tu automóvil, y en la pantalla del iPhone aparezca un panel de control totalmente dinámico que controle tu radio completamente, desde las canciones, hasta las emisoras de AM/FM/XM.

O al llegar a casa, por medio de Bluetooth o WiFi puedes controlar no solo tu TV, sino que todo tu Home Theater ("Teatro en Casa") desde una sencilla pantalla del iPhone. O quizás tienes que salir de tu casa rápidamente por una emergencia y se te olvidó activar la alarma, hasta que te acuerdas que lo puedes hacer de manera visual desde el iPhone, inclusive pudiendo ver de manera remota lo que las cámaras de tu casa están captando.

Y estos son tan solo un par de ejemplos que se me ocurren ahora mismo mientras escribo estas líneas. Imaginen por ejemplo el poder controlar equipos médicos, o imprimir desde el iPhone archivos remotos, o utilizar el iPhone como un Punto de Venta ("POS"), o como un control para... bueno, creo que ya tienen la idea.

A donde voy es que con esto Apple tiene la oportunidad, si juega bien sus cartas, de poder imponer el primer y verdadero estándar por defecto para un sistema de control universal de todos los dispositivos móviles y no-móviles que nos rodean.

O poniéndolo en otra perspectiva, Apple por fin lograría (y controlaría) la visión de un mundo totalmente interconectado bajo una sola plataforma universal y móvil, una visión que inclusive empresas como Sun (con Jini) y Microsoft (con UPnP) han intentado implementar y no han podido. Y esto, mis queridos lectores, no solo podría crear una dependencia del ecosistema del iPhone por parte de todos los fabricantes que nos venden cualquier tipo de dispositivo personal, casero o industrial, sino que de paso le daría a Apple un grado de control tal, como solo Google y Microsoft se han imaginado hasta ahora...

Como siempre, pueden leer mas de mis opiniones y análisis en la sección bajo ese nombre a la derecha de la página principal de eliax.com.



autor: josé elías

Comentarios

  • Siento que me he leído la biblia.

    Muy buen articulo y sobre todo muy cierto (duela a quien le duela, incluyéndome a mi, que odio a la manzana.)

    saludos

  • Apple FTW!!!!!

  • el ultimo punto lo diste en la clave.... desde el inicio de java en teoría era hacer lo que describes que el iphone esta a punto de lograr...

    esto "obligara" a los fabricante incorporar los apis de programacion para el iphone a sus dispositivos....

    si lo logran entonces tendremos que tener cuidado con apple....no sele vaya a subir la gloria a la cabeza y querer monopolizar la industria:-P

    • dispositivos, accesorios, electrodomésticos.......

  • En referencia a tus ejemplos aca puedes ver un prototipo de carro manejado por el Iphone: http://www.gearlog.com/2009/02/rinspeed_to_unveil_iphonecontr.php

    • Ta bueno el enlace al carro ese..

  • Sobervio!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Juro que quedé perplejo y engranizado. Bravo y sigue escribiendo Eliax!!!! Que buena manera de empezar la semana leyendo un análisis asi de contundente. Este va para mis favoritos. Gracias x 1000.

    • Que salgan los que dicen que un blogero no es un periodista! que salgan!!!! :)

      • Un bloguero, NO NECESARIAMENTE es un periodista...

        • Frank concuerdo contigo pero admitamos que al menos este hombre es todo un periodista y de los buenos! Que articulo mi madre!!!!! felicidades por esta gema eliax!

        • Frank,

          La verdad que independientemente de mis creencias sobre el tema de "Blogero vs Periodista", confieso que me gusta mucho mas el término de blogero que de periodista cuando se habla de eliax :)

          Pero no nos distraigamos mas con ese tema aquí. Creo que lo correcto es hacerlo en el artículo original:

          http://eliax.com/index.cfm?post_id=6336

          • Estamos de acuerdo, me gusta más el término de Bloguero para Eliax, no porque no tengas la capacidad de ser un periodista, sino por lo mismo que tu lo eliges, por la diferencia en concepto.

  • Exquisita nota Jose, felicidades una vez mas... realmente fue como dice Federico, fue como leer la biblia!

    Saludos!

  • Esta bueno el análisis... pero le faltan aplicaciones en "background" al iphone!

    • Hola Frank!

      Totalmente de acuerdo contigo, pero como dicen, no todo puede ser perfecto :)

      Pero en serio, mi opinión al respecto es que Apple tiene esto guardado para una futura versión del iPhone cuando el tema de la batería sea menos problemático. En este caso me creo el argumento de ellos de que aplicaciones de fondo se comen la batería a toda velocidad.

      Y nota que el problema en sí no es tener una aplicación en el fondo, el problema es tener *varias* aplicaciones de fondo a la misma vez, muchas de ellas sin control debido a mala programación de usuarios.

      Como ejemplo técnico, tuve estudiantes en la universidad que literalmente escribían un "thread" que verificaba algo en la red cada 100 milisegundos, cuando lo podían hacer perfectamente cada varios segundos.

      Son aplicaciones como estas que asustan a Apple. Te imaginas 5 o 20 de estos procesos en el fondo accediendo a la red constantemente???

      Es por eso que aunque soy de los que le ruega a Apple que saque esta funcionalidad, también soy uno de los que se pone en sus zapatos y entiende el argumento que ponen.

      Y a propósito, esto sin mencionar los obvios problemas de seguridad. Por ejemplo, imagínate que un hacker descubra una manera no documetada (o simple bug) de captar los eventos del teclado mientras esta yace escondida en el fondo... Sería posible robarle a los usuarios sus claves, saquear sus cuentas bancarias, clonarle los códigos de control de sus aplicaciones, etc, y después enviarlos a un servidor pirata en Internet. De esta manera se podrían hacer muchísimos estragos antes de que la aplicación sea detectada como un malware en el App Store y removida. Es decir, no es un tema sencillo y creo que Apple se lo ha tomado en serio en vez de la ligera.

      Pero como dije, concuerdo contigo y espero que Apple resuelva lo que tenga que resolver y ofrezca esto lo antes posible, pues son muchísimas las aplicaciones útiles que se pueden hacer con esta funcionalidad.

      • si, estoy consciente que es algo que apple tiene como atractivo para una "futura versión"... Pero algo que me asusta de esto, es la forma en que lo resolverán, no me gustaría ver que esto resuelva a modo de hardware en una nueva generación del iphone, me gustaría verlo resuelto a manera de actualización del software.

        • Quien sabe, tampoco podemos descartar una actualización en puro software. Por ejemplo, desde el punto de vista de arquitectura del SDK se me ocurre arreglar el problema de la siguiente manera:

          1. Crear un servicio especial en el iPhone OS para Procesos de Fondo que enumera todos los procesos que desean "suscribirse" para funcionar en el fondo.

          2. Cuando una aplicación desea ejecutar en el fondo, se suscribe por medio del servicio.

          3. El servicio ahora pone y enumera todos los procesos de fondo en un Queue.

          4. Y ahora, por medio de algún simple algoritmo (inclusive un simple Round Robin funcionaría bien aquí) permitir que tales procesos ejecuten por una cierta cantidad de tiempo y después los vuelva a dormir.

          5. Para lograr el paso 4 hay que tener un método en el proceso que se llame "WakeUp()" y otro "Sleep()".

          La idea es, en vez de permitir que estos procesos corran como locos y sin control continuamente, les ponemos restricciones de tiempo, de tal manera que la mayor parte del tiempo el iPhone no está haciendo nada que consuma batería, pero de vez en cuando (digamos, cada unos cuantos milisegundos o segundos) le de oprtunidad a estos procesos para que hagan "algo" de trabajo.

          Esto incetivaría a los programadores a (1) utilizar los menos recursos posibles y (2) a escribir el código mas eficiente posible.

          ¿El problema con esta solución? Que para un reducido número de aplicaciones no es factible. Por ejemplo, con este método no sería posible reproducir un mp3 constantemente en el fondo como lo hace el iPod del iPhone mientras navegad una página web. Sin embargo, esto es suficiente para programas de chat, monitoreadores de recursos, alertas, etc.

          OJO: Esto es solo un ejemplo que se me ocurre ahora mismo después de leer tu comentario, ya me imagino que los ingenieros de Apple que se sientan 8 horas diarias a pensar en esto pensarán en algo mejor. El punto es que es posible que puedan implementar algo en software para dispositivos que no tengan todos los avances de hardware de futuros iPhones.

          OJO #2: Aunque esta solución que propongo funciona, no me gusta, porque es un hack temporal y como arquitecto de software prefiero soluciones a mas largo plazo :)

  • Hombre, esto irá como las religiones. Si eres ortodoxo de la manzana, pues todos tus muebles de esta madera. Si eres heterodoxo, pues, G1, G2, AMD, Goodson, Linuxes, etcétera.

    Ya sé que eres devoto del iPhone, pero hay otros dioses, los adoradores del G1 se rien aun de lo que le ha costado poner el corta y pega.

    Yo de momento sigo siendo ateo, y no tengo devoción alguna.

  • Agreguen mi nombre a la lista de los que quedaron impresionados con este análisis. Primera vez que comento. A la buena onda.......

  • De nueva cuenta creo exageras un poco, así que por eso te llamaría periodista jajaja.

    Lo único que le falta a tu mundo perfecto donde todo es manejado por el iphone, hasta el perro, es un estandar de comunicación entre dispositivos, como lo que se desea con la computación ubicua PERO, ahí no está el problema, no es de lado del iphone, sino el programar los otros dispositivos con los que hará comunicación. Ahí es donde java tiene más experiencia metiéndole la JVM hasta a la tetera.

    • Correcto lo que dices, pero fijate que se menciona también (y es algo obvio) que esto se debe tratar directamente con los fabricantes, para que incorporen la "habilidad" de comunicarse con un iphone en sus productos. Ciertamente creo que deben de estar haciendo una buena lista con fabricantes importantes (tambien creo que los primeros en saltar sean los de automoviles, pues les urgen ideas frescas y "modernas" para levantar sus ventas). Pero la idea de que desde el "celular" controles la tele, el dvd, el sonido y demás pues suena bastante tentador.

      • Bien dicho _ALEX_, y agregando a lo que dijiste, hay que entender que técnicamente no es necesario un entorno de ejecución de código universal (como lo que plantea Java y su JVM) para que dos dispositivos "se entiendan".

        Lo único que se necesita es un *protocolo* estándar.

        Y nota Palmor que esto no es algo nuevo, pues es precisamente como funciona el WWW (o Web) en Internet, en donde todos nos comunicamos con HTTP y HTML aun cada uno de nosotros posee un sistema operativo diferente con hardware diferente.

        En este caso del iPhone OS 3.0, algo incluso tan sencillo como XML sobre IP Sockets (con corrección de errores) sería suficiente, aunque obviamente hay opciones mas sofisticadas (como SOAP).

        Sin embargo, no tomes solo lo que digo yo, esto lo anunció Apple, y te aseguro que si lo anunciaron es porque lo tienen funcionando, obviamente.

        Inclusive, si eres un usuario técnico puedes descargar el iPhone OS SDK 3.0 gratuitamente desde Apple.

  • Interesante análisis. En ok particular, yo USO el iPhone como fuente de música en mi auto y como herramienta de venta en mi trabajo (venta de autos).
    La limitante de la duración de la batería no es problema para mí, ya que por menos de 2 dólares consigues un conector para el tomacorriente de 12 volts.

Añadir Comentario

tu nombre
tu email
(opcional)
web personal
(opcional)
en respuesta a...
comentario de caracteres máximo
4 + 2 = requerido (control anti-SPAM)
 

"Que suerte tienen las personas que no han visto esta película , ya que pueden verla por primera vez."

por "Pepe Martínez" en oct 16, 2014


en camino a la singularidad...

©2005-2014 josé c. elías
todos los derechos reservados
como compartir los artículos de eliax